miércoles, 29 de septiembre de 2010

Pashminas y Fulares


Como podéis leer en el título, este artículo va a tratar sobre “moda”. No me refiero a moda en el sentido de comentar qué se lleva esta temporada y que no, sino en el sentido de hablar sobre las cosas que nos ponemos.

Yo he de confesar que siento una total predilección por las pashminas, fulares, pañuelos, bufandas y demás. Casi en todas las épocas del año me los pongo, unos que abriguen más, otros que abriguen menos, pero siempre ahí. Hoy os voy a hablar de las pashminas y de los fulares que yo tengo que vienen de Oriente.

¿Qué es una pashmina? Lo primero que hay que aclarar es que pashmina realmente es el nombre del tejido y que luego este término ha pasado a denominar a un tipo de prenda hecha con ese mismo tejido. La pashmina es un tipo de lana de cabra del Himalaya, típica de las zonas de Cachemira y de Nepal. Con esa lana se hace el tejido y luego o bien lo usan ellos para confeccionar prendas o lo exportan a otros países para que ellos las confeccionen.

¿Qué es un fular? Los fulares son pañuelos para el cuello, bastante largos y de un tejido muy fino, como puede ser la seda, la gasa, etc. En su origen, estos pañuelos son típicos de las zonas calurosas de Oriente pero cuando llegaron a Occidente se usaban para verano ya que son mucho más ligeros y no dan el mismo calor que si fueran de otros tejidos más gruesos. Los franceses fueron quienes le dieron este nombre a la prenda, bautizándola como foulard.

Ahora os voy a poner una fotografía de todas mis pashminas y fulares:


Los voy a subdividir en cuatro grupos (según su origen) y os voy a explicar un poco cómo son.

El primer grupo son los que provienen de Turquía:


A la derecha tenemos dos pashminas y a la izquierda tres fulares. Las pashminas tienen el mismo modelo pero lo que cambia son los colores. Son 100% hechas con pashmina (recordad, lana de cabra del Himalaya) y son realmente muy suaves y abrigan bastante por lo que son preferibles para usarlas en los días fríos del otoño, el invierno e incluso la primavera. Aquí os dejo otro detalle de ellas para que podáis verlo mejor:


Los fulares también son iguales entre ellos pero cambiando solo los colores. Son de una tela muy fina, algo transparente y muy suave también. Sin embargo, no sé exactamente de qué tejidos están hechos. Son ideales para los días de buen tiempo en la primavera, el otoño y por supuesto para el verano. Otra cosa que me gusta mucho de estos fulares es la caída que tienen cuando te los pones, ya que no quedan nada apelmazados y sin tener mucho arte quedan de una manera muy elegante. En la siguiente foto tenéis otro detalle de ellos:


A continuación viene el siguiente grupo, que es el de las 5 pashminas de la India:


No son quizás las más bonitas de todas pero son las que más uso por su gran facilidad para combinar con la ropa. Bueno, son mucho más ligeras que las pashminas de Turquía ya que realmente no están hechas 100% de pashmina sino con una mezcla entre pashmina y “viscosa pashmina”. Como bien decía, son más ligeras, más finas, abrigan menos y su calidad no es la mejor. Aclaro que no quiero decir que en la India no vendan pashminas como las de Turquía o incluso mejores, sino que simplemente estoy hablando de las que yo tengo.

Al igual que los fulares tienen bastante caída a pesar de tener más cuerpo y están muy bien para días intermedios del otoño, el invierno y la primavera, para cuando no hace muchísimo frío, pero tampoco es que haga una delicia de tiempo. Aquí os dejo el detalle que tiene la pashmina blanca, que al ser de ese color no se aprecia bien en las otras fotografías:


Pasando al siguiente grupo, nos encontramos este fular de Egipto:


Este fular está hecho de un tejido que yo diría que es gasa aunque no os lo puedo confirmar del todo. La pena es que la fotografía no haga justicia a la realidad ya que en persona este fular es realmente precioso. Es de tono anaranjado pero según le va dando la luz va adquiriendo tonos más oscuros o más claros incluso tirando un poco al dorado y no es tan “naranjón” como aparece en la imagen. Es un fular muy ligero, vaporoso y suave.

Abrigar, no abriga absolutamente nada, es más bien para conjuntar y dar un toque especial a nuestro look, pero es mejor usarlo en primavera, ya que en verano, con el calor puede agobiar bastante. En la siguiente imagen intento mostraros un poco la transparencia del tejido:


El último grupo está formado también por un solo fular, en este caso un fular de Siria:


Este fular no sé de qué tejido está hecho, está como bordado y bueno, en la foto que pondré debajo de este párrafo se ve bien así que si alguien sabe qué tejido es, por favor que me lo diga. Es una prenda muy colorida que para primavera también va muy bien, porque también es bastante fina y ligera aunque no tenga mucha caída. Esta es una imagen de los dibujos que tiene:


Y para terminar con este artículo, he sacado unas fotografías de cómo se pueden llevar pashminas y fulares de diferentes maneras (perdonad la calidad de algunas fotografías):






¡Espero que os haya gustado!

10 comentarios:

  1. preciosos tus fulares y pashminas
    que tengas un buen día
    besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Me alegra que te hayan gustado! Espero que tú también hayas tenido un buen día ^^
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué bonita colección!! Quién pudiera tener todos esos:):) Muchas gracias por la explicación y por mostrarnos tus adquisiciones, la verdad es que todos son preciosos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ashira!
    Sabes qué? yo tengo el mismo foulard granate y negro del primer grupo! siiiiiiii jajaja
    Me India me traje dos pashminas preciosas, que apenas he utilizado porque me da pena perderlas o que se yo. Son muy gorditas, de invierno y unos pañuelos de seda muy lindos, que lo mismo... luego tengo comprados en Marruecos, en Egipto,... pero los que más me pongo son los que he ido encontrando por Madrid... los otros son...mi pequeño tesoro, jeje, no se si lo entendéis :)
    Estoy de vacacioneeeeeeeeeees...
    Te deseo un estupendo fin de semana peque

    ResponderEliminar
  5. Para janina: ¡Me alegra muchísimo que te hayan gustado! Es una manera de llevar a Oriente siempre conmigo ^^

    ResponderEliminar
  6. Para Tulsi: Tienes el mismo?? Lo compraste también en Turquía o lo compraste en Madrid?? =) Entiendo lo del pequeño tesoro ^^ ¡Espero que disfrutes de tus vacaciones! Buen fin de semana también para ti =D

    ResponderEliminar
  7. Qué bellos!!! muchas gracias por la explicación y por compartir tus fotos y estilos.

    ResponderEliminar
  8. Yo también le tengo una gran afición a las pashiminas. Las mías son de la India, 70% cachemir y 30% seda, suaves y calentitas. Las tengo en casi todos los colores, todos en tonos vivos y de doble ancho. Son fantásticas, excepto en verano, las uso todo el año.

    A mí no me da miedo perderlas, las cosas -incluso los tesoros- se tiene para disfrutar de ellos, si no, no tiene sentido.

    Como las uso mucho, las mancho. Os dejo un pequeño truco para lavarlas en casa: agua quitado el frío, pero sin que ni siquiera sea tibia y champú o jabón liquido de bebé, concretamente Nenuco. Hay que tenderlas con mucho cuidado para que no se deformen y luego plancharlas con la plancha tibia y un trapo de algodón encima. Y por supuesto está la opción de mandarlas a un buen tinte.

    Una pashmina es un pequeño tesoro que no se debe confundir con un chal hecho de otros materiales, que no son cachemir y seda; serán también muy bonitos y agradables de usar, pero no son una pashmina.

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante la explicación del origen, tejido y pais de procedencia de folares y pashminas la pagina es buen la recomiendo a los interesados en cuidar su imagen

    ResponderEliminar