domingo, 16 de mayo de 2010

Jabón de Patchouli

Aquí empiezo compartiéndoos las propiedades de este estupendo jabón. El pachulí (nombre castellanizado de la palabra francesa patchouli que a su vez tiene un origen indostánico) es un arbusto de hojas opuestas, dentadas y estrechas en la base. Su origen está en el Indostán y en sureste de Asia, zona en la que se cultiva, además de en las Antillas. De sus tallos y hojas se extrae por destilación la esencia de patchouli, muy parecida al almizcle.

En el mundo de la perfumería, se deja reposar el extracto de la esencia de patchouli para que se precipite un sólido llamado alcanfor de patchouli. La esencia que queda después de la separación se utiliza para fabricar perfumes. En algunos casos se fabrica un producto formado por hojas finamente molidas, destinadas a perfumar la lencería y ciertos tipos de pieles y a protegerlas contra los insectos.

Aquí os dejo una foto de sus hojas para que sepáis cómo son:


Además el patchouli tiene unos grandes beneficios para nuestra piel por lo que es ideal para usarlo en formato jabón. Ayuda a luchar contra las infecciones cutáneas y su acción astringente favorece el cierre de los poros dilatados. También es fantástico para luchar contra el envejecimiento de la piel, ya que es un regenerador celular muy bueno. Calma la piel seca, sensible o agrietada.

Otros efectos que se dice que tiene es que su esencia te mejora el ánimo o te aumenta la sensualidad pero esos efectos no sé yo si están muy contrastados.

En resumen, el jabón de patchouli es muy bueno para aquellos que tienen puntos negros o granos ya que los elimina y además cierra los poros, ayudando a la prevención de estos. Por otro lado, es muy bueno para las pieles sensibles o con arrugas ya que les ayuda a regenerar las células de la piel consiguiendo una piel más tersa y suave.

Este es mi jabón de patchouli:


Este jabón lo compré en un puesto de jabones que había en un mercadillo de estos que ponen en verano en las ciudades. No sé si era un mercadillo medieval o en el tradicional… u otro de época, porque vi ese verano al mismo vendedor en tres mercadillos diferentes que hubo en mi ciudad. Así que ahora que se acerca el verano y hay estos mercadillos aprovechad y buscad el jabón de patchouli para probarlo, ¡Os encantará!

A mí me costó 3 euros el jabón y cunde muchísimo, así que sinceramente, considero que es muy barato. Como veis en la foto, yo lo he metido en una jabonera, para que este mejor guardado y luego lo partí en tres trozos. La idea de partirlo es por dos motivos principales:

1.- A la hora de utilizarlo es mucho más cómodo manejar trozos más pequeños que una pastilla de jabón grande.

2.- Se aprovecha mejor sus propiedades ya que podemos aplicarlo mejor.

Estas dos fotos son para que veáis los trocitos de patchouli que contiene el jabón:




¿Cómo utilizarlo? Es muy fácil. Mojamos un poco las manos y frotamos en ellas el trocito de jabón hasta que nos salga una espumita. Esa espumita la repartimos por la cara, masajeándonos suavemente y evitando cualquier contacto con los ojos (¡¡Si se os mete en los ojos no veáis cómo escuece!! ¡¡Aclaraos los ojos con agua tibia rápidamente!!) y una vez que ya os habéis enjabonado toda la cara os la aclaráis con agua tibia y ya está.

Pues nada, espero que os haya sido interesante este producto y que si tenéis ocasión lo probéis porque es muy barato y muy efectivo.

4 comentarios:

  1. Genial! Me ha encantado tu comienzo con el blog! Muchas gracias por darnos este truco con el jabón de patchoulí! Voy a intentar encontrarlo en mi ciudad este verano!;) ¡Merece la pena!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te haya gustado el truco del jabón!! =) Espero que tengas suerte y que puedas encontrarlo fácilmente =)

    ResponderEliminar
  3. Lo voy a preguntar en el herbolario Ashora. Por cierto me gusta mucho tu blog, me voy a hacer seguidora ahora mismo :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Espero que tengas mucha suerte y que lo encuentres en el herbolario! =D

    ResponderEliminar